Las Edades de LulúLas Edades de Lulú una novela erótica publicada en 1989 que hizo a Almudena Grandes la acreedora del  XI Premio La Sonrisa Vertical, fue una novela que escandalizó a la sociedad española al mismo tiempo que cautivó  a otros tantos.

Mi primer encuentro con la literatura de Almudena Grandes ha valido mucho la pena, había escuchado miles de comentarios sobre ella y  Las  edades de Lulú en torno al contexto histórico de la época de transición en España de la mano de un gran contenido erótico que abunda en las páginas pero Ojo no es pornografía pues citando a Vargas Llosa el dice que: “Toda literatura que se refiere al placer sexual y que alcanza un determinado coeficiente estético puede ser llamada literatura erótica”, hago esta aclaración debido a los pasajes sexuales que incluye en libro con una descripción exquisita del acto en sí.

Cuenta la historia de María Luisa (Lulú) quien desde pequeña está enamorada de Pablo el amigo de su hermano mayor Marcelo, quien siempre se ha portado bien con ella sin embargo  cuando Lulú cumple los 15 años, Pablo un chico progre perteneciente al movimiento de la “movida madrileña ”se siente atraído por ella y su y tienen su primer encuentro sexual que marca su destino en un viaje de encuentros y desencuentros de un amor que rompe con cualquier dogma romántico.

Una historia con gran contenido erótico y sexo explícito que se mezcla con fantasías que parecen inverosímiles pero que Lulú con la ayuda de Pablo hacen realidad.

El personaje de Lulú experimentan carencias afectivas por parte de sus padres, Pablo lo es todo para ella, quien desde pequeña siente curiosidad por explorar su sexualidad, sintiendo misterio por sus olores corporales, las sensaciones de su cuerpo y poco a poco irá creciendo hasta convertirse en una mujer de 30 años que ya no se satisface fácilmente  e irá buscando nuevas prácticas sexuales que van del erotismo sutil a lo salvaje y repugnante.

María Luisa busca eternizar la Lulú adolescente que tuvo su primer encuentro con Pablo, sabe que él se enamoró de ella  porque  era casi una niña  que buscaba satisfacer su cuerpo y jugar tiernamente con el placer, pero ella quiere seguir jugando y experimentando de todas las maneras posibles al grado que dejará de buscar en aquel territorio conocido para ir más allá de ella, pero este juego va adquiriendo magnitudes peligrosas en la que  dejará de reconocerse.

Almudena no escribe una historia cronológica lo cual me encanta, porque narra diversos encuentros y escenas en distintos tiempos de la vida de Lulú, de forma que nos queda un rompecabezas que se va armando conforme nos vamos adentrando en la lectura, de momentos es Lulú de quince años que va a la secundaria y platica su experiencia con Pablo a las amigas del Colegio, a veces es la mujer de 30 años que ha dejado sus rasgos infantiles y es madre de una pequeña, pero siempre busca ser la Lulú que ella visualiza como un pequeño cordero blanco de lazo rosa en el cuello.

Algunas escena sexuales me parecieron perturbadoras y violentas sin embargo confieso jamás caen en la vulgaridad, la historia te envuelve en un cariz de sensaciones corporales, repulsión, placer, descubrimiento y dolor.

Los personajes son difíciles de entender a  veces, pues mantienen dentro de sí sus miedos y sus prejuicios morales  pero sucumben a los deseos sexuales y  experimentan pues se encuentran  escenas de , homosexuales, incesto, orgías, tríos, juegos sexuales, sodomía y demás formas de relacionarse en territorio sexual.

 

Las edades de Lulú es un libro intenso de principio a fin, que te transmite ese erotismo versátil en cada página, contacta emociones, transgrede el tiempo y los  estereotipos, la prosa es vertiginosa y fluida, la historia conmueve y sobre todo provoca y nos enseña a dejar de estereotipar los personajes y las fantasías.