giselle_rmm_4026b
Cortesía: CONACULTA

 

“La creatividad es justamente esto: un intento alquímico de transmutar el sufrimiento en belleza”. Rosa Montero

 

Ayer fui a ver Giselle  un ballet clásico creado en la época del Romanticismo basada en la leyenda germánica de las Wilis que habla sobre las mujeres jóvenes   que mueren vestidas de novia antes de casarse y de las cuales sus almas aparecen a media noche llorando su pena y bailando frenéticamente para buscar la venganza en el hombre que  las ha traicionado.

La cita era a las 20 horas en el Palacio de Bellas Artes y confieso que me vestí y maquille de acuerdo a la ocasión para lucir bella pues en mi encuentro con un espectáculo de semejante belleza lo mínimo que podría hacer era lucir a la altura.

Al llegar al recinto  me senté como todos los asistente  y espere mientras observaba la majestuosidad  del Palacio de Bellas Artes con su murales y bosquejos en las paredes y techo, con la elegancia de sus palcos que se encuentran a un costado del escenario y pensé ¿Cuántas historias  encierra tan enigmático lugar? Pues tiene ¿ una larga historia y  ha sido un símbolo de la Ciudad de México también conocida como La ciudad de los Palacios.

Por fin se abrió el telón  que daba pie al inicio del primer acto donde aparecen Albrecht un noble disfrazado de aldeano para conquistar el corazón de Giselle quien con movimientos suaves da el cortejo para el comienzo de un excelente espectáculo.

En este primer acto se aprecia a  Giselle en  un ambiente campirano envuelto en la naturaleza del bosque que derrocha la alegría e inocencia de la vida del campo, que danza enamorada por conocer a su enamorado Albrecht, con un pas de deux bailan al ritmo de la música  y nos envuelven en la magia del amor con sutiles movimientos  de sus pies y brazos que denotan su felicidad a causa  de su dicha.

Pero Hilarión quien también está enamorado de Giselle descubre el secreto de Albrecht y le revela a esta la verdad sobre el caballero quien resulta está comprometido con Bathilde una dama de sociedad, al descubrir la identidad real del hombre amado, Giselle decepcionada por la mentira  pierde la razón en una baile frenético y desesperado en la que suelta su cabello al tiempo que danza de una forma delirante  que es la  antesala de su muerte, el tiempo se detiene en esta maravillosa escena que atrapa la atención del público quien mira caer a Giselle en los brazos de su madre, su largo cabello negro color azabache brillante  se expande en suelo, su cuerpo débil anuncia la trágica muerte, Albrecht se abraza a sus pies con dolor  y el telón se cierra, es el fin del primer acto.

Giselle
CONACULTA

El segundo acto es impresionante pues hace honor al nombre con el cual se conoce  Giselle “La danza de ultratumba” en la que las wilis aparecen  a la luz de la luna en  el cementerio vestidas  de blanco con una corona de flores y un velo que les cubre el cuerpo.

Ballet-Giselle
CONACULTA

Los movimientos, la escenografía que le da un cariz de misterio,  los  vestidos ligeramente vaporosos digno de una princesa de cuento de hadas  y la música dan vida a una fantasía que  nos sumerge en una atemporalidad , en una atmósfera de belleza indescriptible que despierta las emociones provoca la parsimonia y  armonía del alma.

giselle1 (1)
CONACULTA

El arte tiene el poder de convertir las tragedias el algo bello, pensé cuando contemplé la muerte de Giselle, en ese momento agradecí al universo el tener mi sentido de la vista intacto para poder contemplar tan sagradas expresiones artísticas y recordé que el Renacimiento la vista era por excelencia el sentido consagrado para acercarnos a  la belleza, no había más.

Mientras observa a las Willis ejecutando finos movimientos: arabesque, balancé, fouetté en tournant  que iban  al ritmo de la música a veces suave y lenta de momento rápida y violenta, las willis con  la elegancia magistral se desenvolvían en pasos brillantes  que hacían lucir sus delgadas siluetas.

El ambiente campirano se ha desvanecido es de noche y Albrecht con el dolor de su alma y la culpa por la muerte de Giselle llega al cementerio con tulipanes blancos que deja en su tumba,Giselle aparece y ambos  ejecutan un pas de deux  con un encanto sosegado y pacífico, pues Giselle en el fondo no quiere vengarse ni matar de agotamiento al hombre que ama a pesar de la traición.

 

Pero los movimientos se vuelven más intensos y poderosos, el cansancio hace que Albrecht se desvanezca en las pausas de la música, el sol avisa su llegada , las wilis empiezan a salir de escena con la elegancia y melancolía que las caracteriza y él se acerca a la tumba de Giselle con la tristeza del recuerdo que no logrará olvidar en su vida  y lentamente Giselle desparece del escenario para perderse entre las cortinas y Albrecht abraza  la tumba con mirada perdida y el telón se cierra para despedir el encanto de una noche mágica que termina en aplausos de un público agradecido por vivir dos horas de fantasía, amor, danza, locura y muerte.

 

Una noche encantadora que quise compartir con ustedes para quienes hayan visto la danza de ultratumba seguro me comprenderán y para quienes aún no lo han hecho les recomiendo de verdad que aprovechen la oportunidad la próxima vez que Giselle esté en su Ciudad.