maría félixNacida en Álamos Sonora en 1914, María de los Ángeles Félix Güereña  creció en una familia amorosa donde recibió  el cariño predilecto de su madre Josefina, quien le enseñó cómo defenderse de la vida y  como ser bella  con lo que poseía y  la disciplina de su padre Bernardo un político y militar con descendencia de indios yaquis, un hombre duro de maneras estrictas  al que ninguna mujer le levantó la voz en su vida a excepción de la misma María Félix que desde pequeña con su carácter rebelde y libre se atrevió a alzar la voz a su padre quien gritaba de una forma que alucinaba a cualquiera, esa es una de las tantas anécdotas que cuenta la máxima leyenda femenina del cine mexicano en el libro Todas Mis Guerras(Editorial Clío, 1993).

Era de una belleza soberbia con unos ojos grandes y enigmáticos,  obstinada,  y sin miedo a expresar sus pensamientos, así fue María Félix, la cual se enamoró por primera vez de Pablo, uno  de sus doce hermanos, mayor que ella, atractivo y viril físicamente parecido a ella, con quien  sintió un amor especial que  marcaría los primeros años de su vida “el perfume del incesto no lo tiene otro amor”, expresó la Doña, sin embargo su madre al darse cuenta de  que los hermanos estaban enamorados, mandó a Pablo a estudiar a un colegio Militar en la Ciudad de México.

Cuenta María Félix que nunca se llevó bien con sus hermanas, las cuales eran rubias todas por herencia materna y ella por su padre heredo la cabellera morena que la hacía distinguirse de entre las demás hermanas. Siempre prefirió los juegos de hombre en donde se ensuciaba, brincaba y se montaba a los árboles  con sus hermanos.

María Félix  poseedora de uno de los rostros más bellos de su tiempo, confesó en alguna ocasión que no tenía aspiraciones de ser famosa y mucho menos un mito del cine de su tiempo, logró convertirse en la gran Diva del cine mexicano, filmando 40 películas en las que destacaba con sus distintos personajes a veces la mujer dura y vengativa con los hombres, la femme fatale, la dulce enamoradae , la mujer fuerte y valiente capaz de dirigir un ejército, pero definitivamente lo que más impresiona de “La Doña” es su visión femenina del mundo, como una mujer que pareciera haberse adelantado a su tiempo con ideas muy distintas a las demás chicas de su época que esperaban con resignación y a veces alegría un destino a la lado de un marido y criando hijos a la manera habitual de las mujeres mexicanas.

Su carácter fuerte e indomable la hizo escalar peldaños en un campo desconocido para ella como la actuación el cual enfrentó con la disciplina y compromiso. De talante aguerrido y honesto a veces considerada soberbia por exigir lo mejor para ella, jamás se vendió a un hombre, siempre fue  fiel a sus ideas y  principios, nunca fue conformista y siempre mantuvo su curiosidad por  la vida, la cual considera su  secreto de belleza.

Antes de leer Todas mis guerras, desconocía muchos datos sobre la vida de Diva, jamás había sentido curiosidad por aquella mujer a la que consideraba talentosa claro, pero también soberbia y creída, pero al adentrarme en las páginas del libro, entre anécdotas de una vida maravillosa llena de éxitos, conquistas, amores, cine, arte, ciudades y países, sentí una profunda admiración y respeto por María Félix, porque supo luchar por lo que creía que merecía en la vida, por no esperar ser  una más del montón, por su inteligencia y su entrega a su carrera, por rechazar lo que no iba acorde con sus principios y por nunca doblegarse ante nadie por dinero o conveniencia.

Encontré frases muy valiosas que engloban su visión ante el amor, la vida, el arte, las mujeres, la moda entre otros temas, quise compartirlas con ustedes porque fue grato para mí encontrar  sencillas ideas o pensamientos de María Félix, algunas me parecieron divertidas otras se quedaron en mí como enseñanzas y algunas las disfrute porque hablan de personalidades importantes de aquella época. Traté de poner las más impactantes sin embargo creo que se quedaron muchas sin plasmar porque eran demasiadas  que narran sus ideas desde su infancia, amores emblemáticos como Agustín Lara, Jorge Negrete etc, o a personalidades como Dalí, Simone De Beauvoir, Jean Paul Sartre, Picasso, Luis Buñuel etc, su amistad con Jean Cocteau o el fotógrafo Gabriel Figueroa, su admiración por Greta Garbo a quien se encontró en dos ocasiones, sus películas, su conquista en Francia, España e Italia etc, sin más que decir les dejo las frases recopiladas.

 

Espero las disfruten.

Hasta el próximo texto 🙂

Sobre la Libertad

“Quien ha experimentado una sensación de libertad como la mía en esas cabalgatas locas no se puede conformar de grande con el encierro y la opresión moral que aceptaban con resignación  las jóvenes de mis tiempos”.

 

“Yo quería seguir cabalgando a pelo y para ello tuve que rebelarme contra la familia, contra el yugo de los afectos que matan. Ésa fue mi primera guerra: la guerra por decidir el rumbo de mi destino”.

 

“No me gustaba cocinar, no me gustaban los quehaceres domésticos, no me gustaban las clases de catecismo.¿Por qué diablos tenía que soportar a las monjas?.

 

“No tenía grandes ambiciones económicas. Tampoco ambiciones de triunfo: me bastaba con no depender de nadie”.

 

“Por desgracia mi familia no comprendió  el esfuerzo que yo estaba haciendo. En ese tiempo el mundo de la farándula era mal visto, se creía que las actrices iban de cama en cama para conseguir un papel, y cuando mi papá supo que yo había filmado una película mando hacer un pergamino que hizo firmar a todos mis hermanos en el que dijo yo era una perdida, una mala mujer y una vergüenza para la familia, Aquello me dolió, pero hasta cierto punto me quitó un peso de encima. Fue como una licencia para volar”.

Sobre el Triunfo

“Por casualidad se puede tener un  acierto dos o tres días, un aplauso dos o tres meses, pero un éxito de varias décadas ya no es cuestión de suerte: es cuestión de agallas”.

Sobre el Arte

“El arte debe tener otras ambiciones: representar  al mundo con una carga espiritual, impregnarse con la poesía de la vida, engrandecer lo humano y exaltar valores como el amor al trabajo, la ternura y el heroísmo”.

“Una sociedad enferma sólo puede producir arte enfermo”.

“He posado para varias generaciones del pintores, pero mi personalidad ha sido mejor comprendida por las mujeres. Leonora Carrington y Remedios Varo me hicieron pinturas alucinantes”.

“A Frida la quise tanto como a Diego. Era inteligente, divertida, lepera como ella sola. Soportaba sus penas exteriormente muy bien, pero yo notaba que sufría muchísimo. La recuerdo metida en aquellos cepos y aparatos, físicamente deshecha pero con el espíritu en alto”.

diego rivera María Félix
Diego Rivera
Leonora Carrington María Félix
Leonora Carrington

Sobre la belleza

“Ese es mi único secreto de belleza: la curiosidad, el gusto por la vida. El no tener nada que hacer marchita”.

 

“Me conserva mi vitalidad, el interés que tengo por todo. A cierta edad la belleza  se va y lo único que importa es tener el corazón en fiesta como lo tengo yo”.

 

maria félix c

La vanidad tan importante para ella

“Yo no soy únicamente yo, soy la imagen de mi nación. Y cómo va quedar mal la mujer mexicana, eso sí que no, cómo voy a quedar mal yo misma con mi público. No señor, llego a París y me paso horas escogiendo la ropa con los modistos, porque nadie sabe también como yo qué es lo que no me va. El buen tacuche ha sido uno de mis vicios: Me gustan los buenos trapos y sé cómo llevarlos”.

 

“Vale más dar envidia que piedad”.

maria felix

Sobre su vida

 

“Muchas veces tuve que elegir entre la libertad y el hombre que amaba,  porque no era posible juntar las dos cosas”.

“La gente admira mi belleza y mi inteligencia, pero sólo he sido una mujer con corazón de hombre. Una mujer de guerra”.

“Nunca me arrepentiré de haberle dicho que no a Hollywood, porque mi carrera en Europa se había orientado al cine de calidad”.

“Mi historia es una historia de amor propio. Mantuve mi dignidad en alto sin sacrificarme por los demás y por ello no aspiro al título de autoridad moral. Sólo tengo un mensaje para las mujeres de mi país y del mundo: Ojalá se quieran tanto como yo me quise”.

Sobre los Hombres

“No tengo un concepto preciso de belleza masculina: un hombre puede ser guapo de muchas maneras. Lo ideal sería encontrar un hombre que reuniera el esprit del francés, el charme del italiano, el dinamismo del gringo y la generosidad del mexicano, pero que además fuera sexy, porque sin eso todo lo demás no importa”.

“Eso es para mí la felicidad: sentir pasión por un hombre y estar con él a puerta cerrada”.

“De joven yo no esperaba ser rica, sólo quería independencia, mantenerme sin depender de un señor. Eso de casarme con un tipo para que me comprara medias me parecía un horror. Y gracias a mi independencia pude escoger a mis hombres, a mí nadie me escogió”.galeria-maria-felix-1