Las vanguardias revolucionaron el arte en el mundo, el surrealismo, el dadaísmo, el cubismo entre otras corrientes vinieron a romper con la idea de arte figurativo, sin el afán antiguo de mostrar la belleza, ahora sólo  buscaba trasgredir y romper los estereotipos, sin embargo  algunas veces cuando visito algún museo de arte contemporáneo o asisto a una exposición de un artista de nuestro tiempo a veces me llevo una triste decepción y me preguntó ¿Qué ha pasado con el arte? ¿Es acaso arte  la  piña pintada  de negro de Zona Maco?  y dónde radica lo especial si quizá yo pueda pintar una piña con más colores  y ponerle letras y proclamarlo  arte contemporáneo, ¿no sería una burla?. En realidad no es que  me atreva a llamar malo a todo el arte contemporáneo porque sería caer en las generalidades, pero a veces pienso que ha perdido su merito, su gracia y su encanto para trivializarlo a un grado que cae en lo irrisorio.

Para entender un poco más mis reflexiones, quisiera hacer una breve explicación de cómo ha cambiado el arte, por ejemplo en la Antigua Grecia el oficio del artista pertenecía al Tekné (término griego para definir la técnica) palabra que no hacía distinción entre el oficio artesanal de un carpintero al de un escultor, el arte  no fue considerado un don especial , sin embargo los griegos realizaban grabados y esculturas en las que exaltaban un ideal de belleza que se apegaba a las proporciones geométricas y armoniosas, describiendo con majestuosas estatuas que exponían la belleza de los dioses y los hombres.

 

Más tarde en la época Medieval considera erróneamente una época oscura, fue realmente un periodo en el que el arte trataba de reflejar la luz y la bondad siendo estos utilizados como sinónimos de Dios y la verdad, el hombre medieval construyó Iglesias preciosas que eran los centros sagrados para acercarse a Dios con grandes tragaluces que permitían la entrada  del sol, en las pinturas y en la poesía le daban prioridad a los colores vivos que llenaban  los cuadros con tonalidades de amarillo, rojo, azules y verdes.

En el Renacimiento surgen grandes artistas como Leonardo Da Vinci, Miguel Ángel , Donatello, Rafael, Tiziano entre otros que crean grandes esculturas, pinturas, escritos etc, tomando como raíces las bases grecolatinas y las ideas de belleza ancestrales que quedan plasmadas en obras tan maravillosas como El David, que al verlo uno sabe que era una obra única que no cualquiera podría, tenía gracia, belleza y mucho merito.

Mas tarde en La ilustración y las ideas de libertad, justicia y razón surge el término Bellas Artes creado por  Charles Batteaux, que engloba las artes principales y lo más importante que hacía evidente la relación arte  y belleza como una pareja indisoluble, en ese mismo tiempo surge la Estética que estudia la sensación que se produce en el ser humano ante la obra de arte.

La Estética se consagra con el pensamiento de Kant y Hegel , el segundo filósofo quien consideraba que la belleza sólo podría encontrarse en el arte y no en la naturaleza, porque el arte  es creado por el ser humano, sin embargo el proclamaría La muerte del arte que significa que ya no se podía hacer arte como en el Renacimiento o en la Antigua Grecia que resaltaban los valores más sagrados de la humanidad.

 

Con la llegada de la modernidad las Vanguardias van creando un arraigo de novedad, artistas como Picasso, Dalí, Lempicka, Modigliani sorprenden el arte encontrando nuevos lenguajes en el arte,  artistas como Marcel Duchamp con el Ready made que consistía en elegir objetos cotidianos s como una fuente, un ventilador  o un mingitorio que definitivamente fue un golpe duro contra el ideal de belleza que retrataba el arte, y es que la  época no era la misma que el Renacimiento la Antigua Grecia.

Es complicado entender el Mingitorio como arte después de entender el arte tradicional, sin embargo fue transgresor y se burlaba  del ideal burgués del arte.

A veces me cuestiono mucho sobre el arte de nuestros días, el arte abstracto de Kandinsky me parecía que tenía gracia e incluso dificultad y sobre todo era original y único en su momento, sin embargo siento que a veces se sigue imitando ese tipo de arte pero sin particularidad alguna , incluso el Hiperrealismo que surgió en los sesenta y aún sigue generando expresiones, me parece increíble, porque es tan real e idéntico a una fotografía,  pero existe otro arte contemporáneo que a veces parece una burla incluso al público.

En nuestro tiempo ya no hay en reglas en el arte, no hay lineamientos, ni modelos  que seguir por lo cual cada quién hace lo que quiere lo cual me encanta y es muy valido, pero  cuando pienso en los zapatos con falos de  Yayoi Kusama , los cuales se expusieron  en el Rufino Tamayo en el 2014, de verdad me cuestiono  ¿ cuál es la gracia de esas figuras? ¿Quién dijo qué los zapatos con falo eran arte?. Tomando en cuenta que no hay reglas en la posmodernidad  si son formas que podría hacer cualquiera entonces quién podría definir qué es arte y estaría realmente  preparado, probablemente mis sobrinos podrían realizar figuras con más gracia sin problema alguno, o la piña negra de Zona Maco ¿Cuál es su encanto?.

Cuando veo el arte me gusta encontrar la originalidad ,si es pintura o escultura me encanta  ver lo que  lo hace especial quizá sea  un estilo de hacer el rostro o de dibujar ciertos elementos, que me haga pensar que no cualquiera podría imitar su arte, que tenga una gracia particular no necesariamente que sea bello, si es que se puede definir ese término tan ambiguo, pero que tenga un encanto, también busco la dificultad me gusta apreciar algo que siento que yo no podría hacer o me costaría trabajo realizar. Porque cuando veo algo que de verdad por mucho que represente una idea interesante, pero si  fue creado con la facilidad con la que  cualquiera realiza su escultura conceptual en plastilina, pierdo el interés y me siento decepcionada  de  que algunos se proclamen artistas construyendo obras sin merito alguno.

 

 

kusama
Alicia en el País de las maravillas.Yayoi Kusama