Me rebelé con todas mis fuerzas por amor, por amor a mi, no quedaba más, sabía que iba a llorar, me dolía mucho tu confuso adiós, tu falta de comprensión, tu extraña definición de la palabra amor,que se rompió como una pompa de jabón. Las ilusiones no tuvieron tiempo de madurar a tu lado.

Me dijiste que no era el momento, que quizá después.Todo salió mal, después, discutimos, yo te pedí hablar; tú dijiste que estabas cansado.

No dijiste más, no quisiste hablar conmigo nunca más, ni dirigirme la palabra ni saber de mí.

Me sentí triste, tan decepcionada y mi corazón se sentía tan roto, no podía creerlo nos sentíamos tan el uno para el otro y ahora tú no querías verme más.

Me hice una promesa,después de todas mis decepciones amorosas y rupturas esta vez reaccionaría diferente.
Esta vez no iría tras de ti ,ni intentaría cambiar tu opinión sobre lo que según yo era un error, ni siquiera te reprocharía nada.

Me prometí que no gastaría mi tiempo elucubrando un reencuentro entre nosotros y no me permitiría un discurso destructivo sobre el amor y la estupidez de haberte querido tanto y todo un melodrama barato sin sentido.

¡No señorita! Esta vez no me lamentaría por tu partida. Ni me culparía por lo que fallé, no te culparia por lo que me hicieron sentir tus actos. No me lamentaría por la calle de la amargura, llorando en cada esquina, buscando a alguien a quien contarle de ti.

Tenía muchas ganas de llorar es cierto, me prometí vivir mi dolor, sentarme a llorar pero no a dejarme vencer por un sentimiento de desamor, no dejaría tampoco que el rencor y el odio echará raíces en mi corazón. Eso jamás, porque me depuraría gracias al perdón y a la comprensión.

No me permitiría quejarme por el amor, por tus decisiones. Ni me dejaría cantar canciones absurdas trágicas de traición y melancolía. No pondría a José José, ni ninguna melodía devastadora que me hiciera sentir peor.

No lo iba hacer. Me prometí ser lo suficientemente feliz, disfrutar tanto mi vida, lo necesario, lo suficientemente genuino para no sentir ni la más mínima necesidad de desear que alguien que no me quiere en su vida, volviera a mi lado. #rebelarse #sanandoelcorazon❤