#Reflexióndeldía: Nunca he entendido cuando la gente dice «si yo no tuviera esto.. o aquello me moriría».Desde que me fuí de casa de mis padres he aprendido a prescindir de muchas cosas: me he quedado sin celular por varios días (en dos ocasiones), no he tenido internet por semanas, me ha faltado gas, agua y la más reciente la luz por casi 5 días.

Francamente creo que han sido lecciones para darme cuenta que aún así, pese a lo caótico que puede ser. No tienes el control de nada, pero aún así puedes elegir estar en paz, a sabiendas que está en proceso de solución.

Esas experiencias me han dado mucha instrospección: me han enfretado conmigo misma, quitando cualquier tipo de distracción, replanteándome mis verdaderas prioridades para enfocarme en ellas. Este año pido más coherencia y foco para consolidar los proyectos que realmente me hagan vibrar en amor.