𝐌𝐮𝐣𝐞𝐫𝐞𝐬 𝐪𝐮𝐞 𝐢𝐧𝐬𝐩𝐢𝐫𝐚𝐧: Catherine Dior fue la verdadera Miss Dior, la musa que inspiró a Christian Dior a nombrar su mítico perfume con el que engalanaba la primera colección que abría su casa de modas en febrero de 1947.

Catherine era su hermana menor, su favorita, la más querida. Era culta, amante de arte, sembraba flores, era romántica, rebelde, alegre y optimista justo como la esencia que define el perfume Miss Dior, en palabras de su creador y es que Catherine encarnaba perfectamente aquel espíritu.

En la Segunda Guerra Mundial se enamoró profundamente de Hervé des Charbonneries, su encuentro fue un flechazo. Ambos se unirían a la Resistencia Francesa que operaba en el sur de Francia. Con una radio se dedicaban a transmitir informaciones sobre el enemigo alemán a las tropas libres del general De Gaulle y a los Aliados.

Catherine escribía en una máquina sus informes que más tarde serían descubiertos. El 6 de julio de 1944 fue detenida por unos agentes de la Gestapo que la torturaron y la enviaron al campo de concentración de Ravensbrück, del que no regresó hasta mayo de 1945.

Fue condecorada con Medallas por parte del Gobierno Frances que reconoció su heroica labor y durante el resto de su vida se dedicaría a vender flores frescas en el mercado de Les Halles de París, donde sembraba rosas y jazmines en su casa de Grasse, trabajando para perfumistas de la zona.

Cuenta la leyenda que mientras Dior afinaba los detalles de su primera colección pensando en el nombre que le pondría a su fragancia, alguien en la sala exclamó a ver a Catherine entrar “Voilá Miss Dior” y Christian exclamó “Este será el nombre de mi perfume” y así decidió bautizar esta icónica fragancia que sigue siendo un emblema de la marca francesa.